Movilización en reclamo de mayor seguridad


2018-07-17


PYMES y ciudadanos de Colonia junto con la Asociación Comercial e Industrial de Colonia reclamaron por mayor seguridad



PROCLAMA

Colonia, 16 de julio de 2018

Al Sr. Presidente de la República Dr. Tabaré Vazquez
Al Sr. Ministro del Interior Sr. Eduardo Bonomi
A los Sres. Integrantes de la Cámara de Senadores de la República
A los Sres. Integrantes de la Cámara de Representantes de la República
A los Sres. Ministros, Jueces y Fiscales del Poder Judicial
Al Sistema Político todo:

La ciudadanía coloniense, reunida en la Plaza Pública sin distinción de pertenencias partidarias, religiosas, género, nacionalidades, profesiones, ni ocupaciones EXPRESAMOS a Uds. lo siguiente:

La gran preocupación y alarma por el deterioro de la seguridad pública en nuestra ciudad que ha vivido en los últimos días una cantidad de hechos muy graves a los que no estamos acostumbrados en esta localidad, una de las más tranquilas y seguras del país. Hemos sufrido copamientos en pleno día, varios asaltos a mano armada el mismo día a comercios, hogares y repartidores callejeros además de las rapiñas cotidianas de larga data. Este abrupto incremento de la delincuencia y la amenaza de que Colonia se convierta en otra plaza dominada por los delincuentes como ya sucede en muchas ciudades del Uruguay ha incrementado el temor a circular, a caminar en vía pública después del atardecer, incluso durante el día, a realizar cualquier actividad que implique desplazarse con dinero u otros valores, a permanecer en nuestras viviendas sin tomar notorias medidas de defensa.-

Siendo esta problemática más tardía aquí que en otros lugares del país, tenemos claro cuál es el futuro que nos espera si no se toman medidas contundentes para evitar males mayores. Y que si se actúa rápidamente se podrá exterminar el mal antes de que crezca a niveles incontrolables.-

Lamentablemente, la realidad del Uruguay nos muestra que el problema de la Seguridad Pública se ha agravado en todo el país a pesar los reclamos ciudadanos, incluso por situaciones mucho más graves que las nuestras. Y que el Estado por medio de las instituciones que lo componen no ha sido capaz de revertir la ocurrencia de los delitos, sino que los mismos se incrementan permanentemente en forma exponencial. La consecuencia es que los ciudadanos viven angustiados y con miedo y los delincuentes “disfrutan” de las mejores condiciones imaginables para crecer y prosperar beneficiados por leyes permisivas y políticas que les permiten el más amplio accionar. En Uruguay los delincuentes no le tienen miedo a la Policía, ni al sistema judicial, ni a al encarcelamiento, en cambio los ciudadanos sí tienen miedo a la delincuencia y el Estado mira para otro lado y se desentiende de su responsabilidad.-

DENUNCIAMOS entonces la rotura y el incumplimiento del Contrato Cívico, Civil y Social que vincula al Estado con sus ciudadanos mediante el cual los últimos ceden el uso de la fuerza para su legítima defensa y pagan impuestos al primero para poder desarrollar sus actividades en paz y seguridad. Los ciudadanos pagamos cada vez más impuestos y el Estado nos brinda cada vez menos seguridad, permitiendo por omisión el caos y el deterioro de la calidad de vida en todas las actividades que se desarrollan.-

EXIGIMOS: A las autoridades mencionadas y a los funcionarios subalternos en su calidad de gestores y responsables del cumplimiento de las obligaciones del Estado para con la ciudadanía: 1)      Que realicen su labor con eficiencia y eficacia, cumpliendo con su deber de aportar el trabajo necesario para buscar las soluciones y por el cual se les paga sus sueldos. Que encaren sus tareas con el debido sentido patriótico y compromiso muy declamado pero poco cumplido.-
2)      Que enfoquen sus esfuerzos con determinación y valentía en la verdadera solución del problema de la seguridad, abandonando especulaciones y defensa de intereses sectoriales sean políticos, corporativos u otros.-
3)       Artigas dijo: "Mi autoridad emana de vosotros y cesa ante vuestra presencia soberana". Hoy el Soberano está de pie en Colonia y con el debido respeto y el soberano derecho exige al Estado el cumplimento del Contrato.
4)      RECLAMAMOS a quienes no se sientan capaces de cumplir con su deber por falta de idoneidad, por falta de voluntad o disposición al trabajo que  RENUNCIE a su puesto, dejando el lugar a individuos que con sentido del deber y patriotismo encaren las importantes tareas necesarias para revertir esta situación  

CIUDADANOS DE COLONIA.-